Este es un espacio que propone reflexiones y debates sobre la inter-retro-conexión sociedad en la Naturaleza y la Naturaleza en la sociedad.

Hernando Uribe Castro, derechos reservados. Citar la fuente. Plantilla Simple. Imágenes de la plantilla degaffera. Tecnología de Blogger.


miércoles, 11 de marzo de 2015

BREVES COMENTARIOS A ROGÉRIO HAESBERT "TERRITORIO, MÚLTIPLES TERRITORIOS Y MULTITERRITORIALIDAD"

Breves comentarios a Rogério Haesbaert “Territorio, múltiples territorios y multiterritorialidad”

Por: Hernando Uribe Castro
Magíster en sociología
Estudiante del doctorado en Ciencias Ambientales, Universidad del Valle
Profesor Universidad Autónoma de Occidente.

En los siguientes comentarios, se aborda la cuestión de la multiterritorialidad planteada por Rogério Haesbaert en su conferencia titulada Dos múltiplos territórios á multiterritorialidade  de 2004. Abordaré cuatro asuntos: ¿qué propone Haesbaert? ¿Cómo desarrolla y sustenta la idea? ¿Qué concluye? ¿Cuál es mi reacción frente al texto?

  • 1¿Cuál es el planteamiento del Haesbaert?


Haesbaert se propone demostrar que existen formas de territorialidad distintas a la perspectiva hegemónica del territorio promovido desde el Estado-nación, como lo es, precisamente, la multiterritorialidad. Se interesa Haesbaert por comprender cómo el concepto de multiterritorialidad puede aportar en la explicación de aquellas dinámicas espaciales de individuos y sociedades que desbordan el marco institucional y que están relacionadas con procesos de desterritorialización y reterritorialización, como un proceso complementario.

En los marcos de las lógicas de la sociedad capitalistas, individuos y comunidades experimentan lo que las ciencias sociales ha denominado como desterritorialización, entendida comúnmente como un desarraigo, producido por los efectos nocivos a causa de la implementación de las políticas de desarrollo promovidas por la institucionalidad y los agentes del capital.

Para Haesbaert, esta mirada de la “desterritorialización” o de la pérdida o desaparición de los territorios no logra dimensionar el verdadero proceso que viven individuos y grupos. Las dinámicas espaciales de la sociedad son mucho más complejos, puesto que las comunidades y los grupos humanos pueden experimentar la superposición de distintos territorios en una misma experiencia de vida y resignificar su relación con el territorio, produciendo re-territorializaciones.

Es importante diferenciar el concepto de los múltiples territorios al concepto de la multiterritorialidad. El capitalismo hace presencia y actúa en los múltiples o diferentes territorios sobre los que desata sus lógicas espaciales. Pero estas múltiples localizaciones territoriales, que pueden estar en red solos son parte de una de las dimensiones de las dinámicas espaciales de los individuos y de las comunidades, puesto que se puede dar paso a la multiterritorialidad. Es decir, el sentido de apropiación, uso, dinámica e integración del experimentar diversos territorios al mismo tiempo.

Algo así como un entrelazamiento de distintos tipos de territorios que son superpuestos en la experiencia de vida individual y colectiva. Se podría pensar que la multiterritorialidad además de ser una cuestión de escala, es decir (local, regional y nacional), significa también una experiencia cuantitativa del espacio, como también cualitativa, simultánea y sucesiva.

La multiterritorialidad implica la multifuncionalidad y la multidentidad que adquiere el sentido del espacio, precisamente por las significaciones que la sociedad le otorga. El hecho de que cada grupo, comunidad le otorgarle sentidos a su territorio, la territorialidad es entonces una expresión de diversidad, pues tanto las formas de apropiación, uso social, control social y dominio político varían según los grupos. En ambos aspectos se tejen las relaciones de poder y de dominación en el marco del capitalismo que tiene como propósito lograr de sus lógicas espaciales los excedentes de capital que actúan sobre los mismos espacios físicos como sobre las dimensiones  cultural y simbólica. Los dispositivos de poder son legales y dispositivos disciplinarios de modo simultáneo y sucesivos.

Como el mismo Haesbaert lo expresa, “la multiterritorialidad es la posibilidad de tener la experiencia simultánea y/o sucesiva de diferentes territorios reconstruyendo constantemente el propio” esto implica una reelaboración del territorio propio que ahora aparece como territorio red, que entreteje, incluso territorios opuestos, como lo es el caso de comunidades indígenas que no operan con la división territorial impuesta por la lógica del Estado-nación, sino desde sus propias lógicas espaciales que se integran como un todo a pesar de la fractura fronteriza.

  • 2.      ¿Cómo lo desarrolló?


Haesbaert inicia su disertación abriéndose paso en el concepto de territorio desde lo físico/simbólico y como resultante de las relaciones de poder (tanto de dominación como de  apropiación). A las características del territorio, de ser histórico, dinámico y no neutral, se suma el territorio como algo que expresa diversidad y multiplicidad. Lógica que confronta, por supuesto, la lógica espacial del capitalismo global para quién el espacio pareciera ser algo concreto, uniforme y unifuncional. Las prácticas de las actividades extractivistas así lo demuestran en el caso particular de América Latina, donde se aplica el extractivismo como tabula rasa sobre todo el territorio, desconociendo no solo la diversidad natural sino también la diversidad social. El capitalismo desconoció la complejidad del territorio y lo convirtió en mercancía.

Haesbaert hace una interesante distinción entre la concepción de territorio funcional y territorio simbólico. Plantea, además, los cuatro grandes fines de la territorialización valorados a lo largo del tiempo como lo son: a) el abrigo físico, la fuente de recursos materiales y el medio de producción; b) los simbólico, c) la disciplina y la seguridad (desde la perspectiva Foucaltiana); d) control de conexiones y de las redes .

Una vez abordado y aclarado la cuestión conceptual sobre el territorio ingresa a la concepción de múltiples territorios y sus distintas modalidades. Aclarada la concepción de territorio, múltiples territorios se inserta en la discusión de la multiterritorialidad. Multiterritorialidad potencial y multiterritorialidad efectiva (es decir, la ejecutada o la implementada). Para cerrar, al final, con una reflexión sobre las implicaciones políticas de la idea de la multiterritorialidad.

  • 3.      ¿Qué concluyó?


La desterritorialización debe considerarse como un mito, que representa en realidad, la vivencia de una multerritorialidad. La multiterritorialidad puede significar la articulación simultánea de múltiples territorios. Pienso en el sentido multidimensional existente en la Pachamama de las comunidades indígenas que integra por un lado, el territorio físico sobre el que viven, el territorio espiritual de la madre tierra con sus lugares sagradas y el territorio de la resistencia en red frente a los embates de la modernidad impuesta por el capitalismo. 

La multiterritorialidad como territorios en sí mismos múltiples e híbridos.

Superposición, imbricación, articulación, escalas diferentes y convivencia conjunta de territorios, son conceptos que caracterizan esa multiterritorialidad. Esta forma de ser y estar en el mundo produce multiterritorializaciones alternativas a las formas territoriales administrativos del Estado-nación.

  • 4.      Apreciación del texto


No quisiera cerrar estos comentarios sin incluir mi apreciación sobre la propuesta del profesor  Haesbaert. Las sociedades no solo construyen un territorio, su propio territorio, sino que además experimentan múltiples territorios, tanto físicos, como simbólicos y, hoy en día, virtuales.

Intuyo y percibo que la multiterritorialidad puede emerger con parte sustancial de las capacidades creativas, resultante de las necesidades de individuos y grupos para mantener su identidad, sus organizaciones, sus tradiciones y sus redes (parentales, económicos, políticas y sociales) como parte de su ser y estar en el mundo.

La multiterritorialidad puede ser comprendida como parte de esas construcciones sociales del espacio que se convierten también en acciones estratégicas de los pueblos como formas mediante las cuales hacen de sus territorios, espacios de resistencia.

Me parece apropiado hacer finalmente una diferencia entre el concepto de multiterritorialidad de otros concepto bastante similar como lo es el propuesto por Oslender y Agnew (2010), territorios superpuestos. Estos últimos se consideran importantes para analizar “la intersección de fuentes de autoridad territorial, diferentes de la autoridad del estado-nación. Es decir, la disputa por parte de actores no estatales del espacio que al trazar sus propios límites dentro del territorio del Estado-nación producen nuevas reterritorializaciones.

Bastante esclarecedor la propuesta del profesor Haesbaert porque apunta a comprender e integrar la dimensión espacial, muchas veces olvidada en los análisis de la sociedad. A veces, los análisis de la sociedad se expresan en sus marcos históricos como sin estuvieran en el vacío espacial. Haesbaert nos recuerda que la dimensión espacial es tan compleja como cualquier otra dimensión social de la humanidad. 

  • 5.      Bibliografía


AGNEW, territorialidades superpuestas, soberania em disputa: lecciones empíricas desde América Latina. Tabla Rasa, no. 13, julio-diciembre de 2010, pp. 191-213, Bogotá, 2010.
HAESBAERT, R. 2004. Dos múltiplos territórios á multiterritorialidade. Porto Alegre, Setembro.

HAESBAERT, R. 2004. O mito da desterritorialização: do “fim dos territórios” à multi- territorialidade. Rio de Janeiro: Bertrand Brasil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.