Este es un espacio que propone reflexiones y debates sobre la inter-retro-conexión sociedad en la Naturaleza y la Naturaleza en la sociedad.

Hernando Uribe Castro, derechos reservados. Citar la fuente. Plantilla Simple. Imágenes de la plantilla degaffera. Tecnología de Blogger.


miércoles, 13 de junio de 2012

EL FÚTBOL COMO ANESTESIA SOCIAL


EL FÚTBOL COMO ANESTESIA SOCIAL

Por
Hernando Uribe Castro
Magíster en Sociología

En Colombia, se está presenciando como nunca antes, la emisión permanente y continua de fútbol, entre lunes y domingos, en la mañana, tarde y noche, por los canales públicos y sobre todo los privados. La Eurocopa, campeonato nacional de futbol, las eliminatorias al mundial y otros eventos hemisféricos, incluso transmisiones de algún partido en alguna parte del mundo donde competirá algún jugador colombiano, se han vuelto el pan de cada día. Se viene notando que todos los días los canales de televisión anuncian partidos considerados todos como “el enfrentamiento del año”… quién sube, qué equipo baja, quién pierde, quién empata y quién gana. Acompaña estas emisiones, otras que tienen el  poder increíble de entretener a los colombianos como novelas, noticieros y Realitys Shows.

Pero de modo particular, el fútbol llama más la atención en tanto es notoria la transformación que este deporte ha tenido en el momento en que las grandes empresas mediáticas comprendieron lo importante que era como deporte espectáculo. Al respecto, quiero compartir Varias ideas:

·         Como claramente lo ha expresado Ignacio Ramonet, en este momento social, “Un equipo de fútbol… cada día tiene menos que ver con el deporte, y más con el espectáculo.”[1] Y sobre todo con el negocio!

·         El lenguaje del fútbol se ha venido universalizando para llegar a más masas de población. El sentido de competencia que le acompaña, donde se tienen ganadores y derrotados, es atrayente en un mundo donde todos los días se espectaculariza el sentido de guerra, de violencia y de conflicto. Un lenguaje que tiene además el poder de ser sencillo, claro y emocional, de tal forma que cualquier individuo lo entienda, que cualquiera lo comprenda y que despierte sentimientos y sensaciones en los cuerpos, en las mentes, pero nada o casi nada en la  conciencia.

·         Transmisiones de fútbol que tienen la apariencia de ser gratuita para la población, posee en el fondo otro sentido, y es que a través de estas emisiones lo que se hace es  vender consumidores a los anunciantes. Además de la altas sumas de dinero que ganan las empresas encargadas de la emisión por el pago de publicidad de las grandes marcas de productos en el mundo.

·         Antes figuras clásicas sólidas como Pelé, hitos y símbolos mundiales, se imponen hoy figuras líquidas que antes que futbolistas son marcas de imagen como lo fue en su momento Ronaldo y como lo son hoy Cristiano Ronaldo, Messi, Beckham  y Falcao!

·         Los futbolistas y sus barras bravas siempre fieles no son los únicos dinamizadores, pues para las grandes empresas y firmas patrocinadoras y mediáticas han dado poder central a los comentaristas, especialistas y presentadores que no solo hacen análisis de cada una de las jugadas, de los jugadores, de las técnicas y de las tácticas, sino que además inyectan a través de sus argumentos (siempre en lenguaje claro a cualquiera) sensibilidades y sentimientos de aprobación o de rechazo. Los gritos y la emoción que se le inyecta a la narración en el momento preciso del partido toca las fibras sensibles de cada uno de los espectadores bien a través de la televisión o la radio. En ese aspecto son especialistas.

Tal como lo había señalado en otra de mis reflexiones en este mismo blog[2] “El fútbol sintetiza claramente elementos de la economía-mundo-capitalista: Mercado, consumidores, espectáculo, entretenimiento, violencia y farándula. Atractivos para la mayor parte de las jóvenes generaciones de ciudadanos del presente. El fútbol-espectáculo y el mercado tocan las fibras sensibles de los individuos más jóvenes para llamar su atención y garantizar los públicos espectadores consumidores de las próximas generaciones.”.

Mientras este entretenimiento de la población se produce con el fútbol y otras estrategias mediáticas como las noveles y los Realitys Shows, este país se derrumba. El fútbol es estratégico como cortina de humo, clave para desviar la atención de los individuos, importante para descentrar los verdaderos problemas a los que todos los días los ciudadanos se ven abocados. Más se habla de fútbol en la calle y en las familias que de los problemas del sector rural colombiano, de la corrupción en los gobiernos y de los graves impactos socioambientales en todo el territorio. Mas se habla del Real Madrid y del Barcelona (equipos Españoles) que de los problemas serios en la Represa el Quimbo o de las retroexcavadoras en las zonas frágiles cordilleranas. Más conocen los jóvenes los problemas que afronta Messi en su equipo que los problemas  generados por  la minería (legal o ilegal) en todo el país y los efectos  para  el agua que se bebe (y que no beberemos) todos los días.

Más comprenden los ciudadanos de futbol que de los problemas estructurales de nuestra nación.

12 de junio de 2012


[1] Ramonet, Ignacio. El poder mediático. En: Comunicación. Intervención del autor en el “Taller: comunicación y ciudadanía”, 27 y 28 de enero en Foro Social Porto Alegre, 2003.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.