Este es un espacio que propone reflexiones y debates sobre la inter-retro-conexión sociedad en la Naturaleza y la Naturaleza en la sociedad.

Hernando Uribe Castro, derechos reservados. Citar la fuente. Plantilla Simple. Imágenes de la plantilla degaffera. Tecnología de Blogger.


viernes, 9 de noviembre de 2012

FOTOMULTAS, MOVILIDAD Y CONTROL CIUDADANO EN CALI


Fotomultas, movilidad y control ciudadano en Cali

Por
Hernando Uribe Castro
Magíster en sociología

Cali presencia la aplicación de un conjunto de normas y controles en términos de movilidad urbana, del espacio vehicular y público, las cuales han propiciado una agitada polémica en la comunidad, sobre todo, por la forma rigurosa como se aplica ese control: fotomultas, retenes, controles policiales, con altos costo económicos para el ciudadano, como si ello garantizara una nueva racionalidad ciudadana. Estos controles han aumentado el número infracciones que representan importantes recursos en una ciudad donde lo habitual es la violación de la norma.

En el caso particular de las cámaras en semáforos para persuadir y castigar a los infractores de tránsito, seguramente, pesa más, la rentabilidad que produce el número de infracciones diarias, que la construcción de una cultura urbana automotora. Las cámaras de vigilancia que atrapan a infractores producen el látigo de la sanción económica, con escaso acompañamiento educativo y/o programa de formación cultural en valores, normas y respeto por la vida personal y la de los otros. La cuestión es que el problema de formación en valores y prácticas culturales urbanas no se resuelve con sanciones económicas.

Diferente sería una propuesta que privilegia, no la sanción económica sino otra forma de compensación que debe hacer el infractor por el no acatamiento de las normas, el cual podría ser el trabajo en labores comunitarias. Este trabajo comunitario puede reflejarse más directamente en un cambio cultural, que los dineros recogidos, los que por lo regular, nunca se ven claramente revertidos en la ciudad.

Una propuesta de este tipo puede ayudar a neutralizar el afán del lucro económico, a fin de que se diseñen políticas públicas que propendan por una ciudadanía más responsable y comprometida con la ciudad. La sanción y el castigo, así sea económico, no debe ser la única fuente de control que se debe imponer; la cultura ciudadana, el respeto por sí mismo y por el otro, se construyen desde los cimientos de la educación y la cultura.  

huribe@uao.edu.co

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.