Este es un espacio que propone reflexiones y debates sobre la inter-retro-conexión sociedad en la Naturaleza y la Naturaleza en la sociedad.

Hernando Uribe Castro, derechos reservados. Citar la fuente. Plantilla Simple. Imágenes de la plantilla degaffera. Tecnología de Blogger.


jueves, 30 de mayo de 2013

LAS ORGANIZACIONES DE MUJERES Y LAS OPORTUNIDADES DE PAZ EN COLOMBIA

LAS ORGANIZACIONES DE MUJERES Y LAS OPORTUNIDADES DE PAZ EN COLOMBIA[1]:

Por:
Hernando Uribe Castro
Magíster en sociología

El conflicto armado con bases políticas y sus secuelas en el conflicto social y la violencia en todos los ámbitos de la vida cotidiana, se entrelazan con la constante precariedad y violación de derechos sobre todo de sectores vulnerables, en los que las mujeres son permanente afectadas y sin embargo, protagonizan procesos de reconstrucción del tejido social que deben ser reconocidos.

Las mujeres, hoy más que nunca, en este país se han venido configurando como actoras sociales en la construcción de prácticas de justicia - sean institucionales o alternativas -, sobre la forma como se construyeron esas prácticas en situaciones de conflicto social o jurídico, y el aporte de éstas a la justiciabilidad de los derechos de las mujeres y de sus comunidades.  

Existen experiencias donde las mujeres han logrado establecer la justiciabilidad de sus derechos en la construcción de prácticas de justicia alternativas y además el logro de la justiciabilidad de derechos sociales, económicos y culturales de sus comunidades, como precisamente la organización Paz y Bien y otras muchas existentes en la ciudad y en el campo.

Abordar estas experiencias de mujeres, sin duda que es una contribución significativa hacia el cambio social. Las mujeres y sus organizaciones están presentes frente a la violencia cotidiana, la pobreza y los conflictos intrafamiliares y de jóvenes; otras frente al secuestro y el conflicto militar-colombiano; y otras organizaciones frente a la explotación laboral, el sometimiento étnico-cultural y discriminación. Siempre buscando mecanismos de participación, de diálogo y de resistencia.

El movimiento social de mujeres es el alma de estas reivindicaciones y procesos organizativos, evidencia la trasformación de su papel de madres, esposas, compañeras y trabajadoras, a mujeres actoras de la sociedad civil y gestoras del post-conflicto y de la justicia en Colombia, como construcción alternativa de confrontaciones y justicias por vías ciudadanas. Ellas preparan el futuro del conflicto en problemas estratégicos de diversa índole, aun con contradicciones -muchas de ellas fructíferas-: generando productividad y recursos legítimos para superar la pobreza, a la vez que protegiendo sectores de población vulnerables; posicionándose políticamente a pesar de que expresan algunas resistencias a la política como representación; estableciendo formas de justicia y de gobernabilidad populares y alternas, sin dejar de exigir justicia por sus derechos; aportando en la organización de un Estado social de derecho y de la sociedad civil, no obstante que deslegitimen el Estado “gendarme” colombiano, siendo víctimas e interlocutores de actores violentos y sin embargo impulsando la mediación, el intercambio humanitario y la resolución pacífica de conflictos; trascendiendo socialmente y resignificando en buena medida su papel de madres, esposas, compañeras y trabajadoras, sin dejar de serlo y aunque algún sector no resignifica socialmente estos papeles.

Hay tareas por desarrollar, pero la lucha sigue y también tienen esperanza. La presencia de las mujeres en los procesos de conversaciones, diálogo y negociación es vital para la paz en Colombia.





[1] Apartes del informe final de investigación del grupo en conflictos y organizaciones en 2006. Departamento de Ciencias Sociales. GÉNERO, CONFLICTO Y PRÁCTICAS DE JUSTICIA EN LA CIUDAD DE SANTIAGO DE CALI- COLOMBIA. (Gato, Rodríguez, Orozco y Uribe)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.