Este es un espacio que propone reflexiones y debates sobre la inter-retro-conexión sociedad en la Naturaleza y la Naturaleza en la sociedad.

Hernando Uribe Castro, derechos reservados. Citar la fuente. Plantilla Simple. Imágenes de la plantilla degaffera. Tecnología de Blogger.


sábado, 24 de octubre de 2015

LA CALI QUE SE VE DESDE EL MIO CABLE

LA CALI QUE SE VE DESDE EL MIO CABLE
Por: Hernando Uribe Castro

El pasado 16 de septiembre del año en curso, se inauguró el Sistema Aéreo-Suspendido MIO Cable, medio de transporte que conecta las partes altas de Siloé y barrios vecinos, con la zona plana de la ciudad. El sistema tiene un recorrido de 2,2 kilómetros entre la terminal Cañaveralejo y la estación de Brisas de Mayo. Su construcción duró cinco años (2010-2015), se invirtieron $96.143 millones y es operado por la firma Cable Aéreo de Manizales.
Si bien, este sistema, al parecer, tiene aceptación entre los pobladores de Siloé porque les representa unos beneficios (comunicación directa, rápida y segura, oportunidades económicas e integración a la ciudad)  es claro también, que este sistema pone en evidencia y deja ver el tipo de ciudad que se ha venido construyendo y las fallidas políticas de planeación.


Imagen de un sector de Siloé, desde el MIO Cable
Foto: Hernando Uribe Castro
Un viaje por el MIO Cable, expone, claramente, un paisaje urbano “caótico”, “empobrecido” y “precario” como resultado de las ineficientes actuaciones de las agencias del gobierno local, del abandono y el olvido estatal y de la increíble irresponsabilidad de quienes deben asegurar los procesos de planificación urbana, con dignidad humana y con respeto a la naturaleza.
El MIO Cable muestra cómo la omisión y la falta de control estatal conllevó a procesos de asentamientos, muchos de ellos ya legalizados, sobre ecosistemas de ladera y la destrucción ecológica que va en avanzada por la dinámica del poblamiento. Presencia de urbanizaciones estratificadas como de estratos bajos, medios y medios altos.
El recorrido permite observar cómo un número importante de población se encuentra de frente a la muerte por los distintos tipos de riesgos a los que se exponen, entre los que se destacan el riesgo geológico, sísmico, ecológico, social y económico. El MIO Cable pone también en evidencia las condiciones de vida, lamentables en muchos casos, de la cantidad de familias que habitan estos barrios.


Imagen de un Sector de Siloe desde el MIO Cable
Foto: Hernando Uribe Castro
Un paisaje que expone no solo el miedo social frente a la criminalidad y la violencia sino también el miedo ambiental frente a la crónica destrucción del entorno. Y frente a estos miedos, aparecen las expresiones de resistencia comunitaria que les hacen frente. Mensajes sobre paredes, techos y muros que convocan a la paz y la convivencia.
El recorrido demuestra la total e increíble destrucción del pie de monte de las laderas de la cordillera occidental, de sus bosques y ríos.
De este modo, el MIO Cable, al presentase como un avance en términos del “Desarrollo urbano y social”, pone en evidencia a su vez ese falso “Desarrollo social” del que se han jactado los gobernantes de turno a lo largo de las últimas décadas. Pobreza, descuido, abandono, destrucción ecológica, segregación, exclusión y corrupción es el otro paisaje que se puede observar a lo largo del recorrido a través de este sistema aéreo-suspendido.
Considero que el MIO Cable no solo representa un avance en tecnología de infraestructura urbana, sino también que representa aquella posibilidad que tenemos los ciudadanos para ver, de modo vivo, directo y desde el aire, los problemas estructurales existentes en aquellas zonas de la ciudad, que por la estigmatización construida por las autoridades y medios de comunicación, es desconocida para la mayor parte de los ciudadanos. El recorrido por el MIO Cable muestra la negligencia de sus gobernantes, la realidad social que abruma y deprime, pero también la segregación socioespacial que impera.
Lo que se observa desde el MIO Cable es con toda claridad, las acciones de corrupción y oportunismo de quienes han tenido en sus manos los manejos de la así llamada sucursal del cielo.
Invito a todas y todos los ciudadanos para que hagamos este interesante recorrido, pero con ojos y miradas críticas. Para que observemos esa otra realidad que nos parecía distante, así como para que observemos también el efecto negativo producido por las perversas acciones de una elite local política-económica, egoísta y oportunista, que ha administrado esta ciudad.
Columna de opinión publicada por El Pueblo, 24 de octubre de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.