Este es un espacio que propone reflexiones y debates sobre la inter-retro-conexión sociedad en la Naturaleza y la Naturaleza en la sociedad.

Hernando Uribe Castro, derechos reservados. Citar la fuente. Plantilla Simple. Imágenes de la plantilla degaffera. Tecnología de Blogger.


martes, 7 de junio de 2011

NEUTRALIZAR LAS INJUSTICIAS DEL SISTEMA FINANCIERO EN COLOMBIA

Neutralizar las injusticias del Sistema Financiero en Colombia

Por
Hernando Uribe Castro

Pocas veces se incluye en el análisis del contexto social y de manera directa, las nefastas repercusiones de las decisiones y tratamiento del sistema financiero en Colombia. Efectos cotidianamente visibles y que son padecidas no sólo por quienes tienen vínculos directos como usuarios sino también por la población en general.

El sistema financiero posee una serie de garantías y libertades que le hacen muy rentable (31.51 billones de pesos en ganancias del sector en 2010). Todo colombiano que desee trabajar para el gobierno o para la empresa privada debe volverse usuario del sistema y afrontar todas las implicaciones que ello trae. Un cobro exagerado en tasas de interés, impuestos por trámites bancarios y diligencias físicas y virtuales, pero sobre todo, la desconfianza que expresa la entidad bancaria frente a sus usuarios sin ahondar en los aspectos relacionados con las condiciones laborales de sus empleados. Llamadas constates y cotidianas antes, durante y después de las fechas de pago y de las obligaciones, amenazas permanentes con demandas y cobros jurídicos, afectan a una proporción grande de colombianos.

Abusos que no se pueden olvidar como el sistema UPAC, ahora UVR; cobros como el 4 por mil, que son autorizados por el gobierno y sin hablar del altísimo costo de los servicios financieros, son algunos de los mecanismos de funcionamiento de un sistema que accede a inmensas ganancias y que conllevan a la pauperización de la vida de los ciudadanos que cada día se ven más dependientes del sistema financiero. Un sector que obedece a la racionalidad de la economía-mundo moderno y que está alejada de la sensibilidad del ser humano.

Todo esto es complejo, más cuando no se ha visto en Colombia todavía un llamado al sistema financiero para que demuestre su pulcritud y transparencia frente al fenómeno del narcotráfico, del lavado de dineros y demás procesos ilegales. Interesante lo que expresa Camilo Sánchez en El Espectador del 26 de enero de 2011: “Más de 16 billones de pesos representó en el 2010 el lavado de activos en instituciones financieras a través de cerca de 43 mil operaciones sospechosas denunciadas por el sistema, cifra ya alarmante, que tan sólo refleja un pequeño porcentaje sin incluir la mayor tajada del narcotráfico y corrupción que se mueve en efectivo y divisas, por ser casi imposible de rastrear”.

Un sistema que aparenta ser la solución de los problemas, se convierte en una terrible pesadilla para usuarios y ahorradores. Se ha apoderado de toda la vida social, como transacciones por compras en establecimiento con dinero efectivo y plástico, financiación de la vivienda a largos años con intereses altos, de la educación a través de créditos para becas, entre otros. Todo un lobo vestido de cordero.

Los servicios que en general presta el sistema financiero en el marco de la lógica capitalista, comienza en muchas ocasiones, siendo un mecanismo de escape y hasta de concreción de las aspiraciones de muchos colombianos, quienes ven en sus servicios el medio más adecuado, para el logro de proyectos individuales y familiares; no obstante este gran sueño a través del cual se compra casa, carro y un sin fin de bienes materiales (nuevamente en la lógica de consumo capitalista), terminan convirtiéndose en muchos casos en una pesadilla constante, cuando superados(as)por los intereses, se ven en la penosa necesidad de entregar y/o rematar sus bienes, perdiendo todo el esfuerzo y dinero abonado por muchos años. En última el gran sueño se convierte en una gran pesadilla, que implica un retorno a un punto cero, pero con la gran diferencia de haber perdido su dinero y sus sueños.

Por tanto, se necesitan ideas creativas a través de las cuales se logre neutralizar los perversos efectos del sistema financiero sobre la calidad de vida de los y las colombianas. Ideas que deben ser inteligentes, efectivas y rápidas. Nuevamente, tarea urgente para la sociedad civil y las organizaciones de defensa del ciudadano.


Hernando Uribe Castro
Magíster en Sociología
Junio 7 de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.