Este es un espacio que propone reflexiones y debates sobre la inter-retro-conexión sociedad en la Naturaleza y la Naturaleza en la sociedad.

Hernando Uribe Castro, derechos reservados. Citar la fuente. Plantilla Simple. Imágenes de la plantilla degaffera. Tecnología de Blogger.


viernes, 19 de julio de 2013

LA SOCIEDAD CIVIL Y EL ESTADO COLOMBIANO

La sociedad civil y el Estado colombiano

Por:
Hernando Uribe Castro
Magíster en Sociología

Cada día son más evidentes las formas de retraimiento del Estado colombiano y su responsabilidad con la sociedad. Un Estado que es administrado por grupos políticos afincados en el modelo neoliberal para administrarlo y hacerlo rentable para sus intereses particulares.

El descuido del gobierno nacional frente a los hechos del Catatumbo, como de otros casos bastante preocupantes, pone en evidencia, por un lado, la poca importancia que puede significar para éste, atender los problemas regionales de las comunidades locales, pero por otro lado, la excesiva importancia que tiene lograr la realización de un evento internacional en una de las principales ciudades del país, que a propósito no se logró.

Este descuido también se ve reflejado en el tratamiento represivo, policivo y estigmatizador con el que se trata a los campesinos y todo ciudadano que protesta y exige por sus derechos y sus necesidades. Es este tipo de reacción la que también caracteriza los gobiernos que glorifican el modelo neoliberal, el uso de la fuerza pública y los mercados financieros.

Lejos estamos de presenciar un Estado que proteja a todos sus ciudadanos con mejores condiciones de acceso a la salud, aportando en la consolidación de valores culturales ancestrales, respetando los derechos humanos y los del medio ambiente, valorando la diversidad étnica, de género y sexuales, fortaleciendo el sistema educativo, así como la atención a los problemas del campo, a los campesinos y campesinas.

Como las respuestas del Estado son retardadas, ineficientes, enredadas, represivas, policiales y sancionatorias, este hecho le exige a la sociedad civil más acción creativa, reflexiva, crítica y pacífica que confronte este modelo que se ha construido de Estado. Se necesita de un Estado que aporte nuevas instituciones verdaderamente democráticas, que permitan y construyan espacios participativos comunitarios. Pero no con aquella falsa democracia que ha servido para legitimar la inequidad social, la distancia social y el éxito del capitalismo avasallador.

Como lo expresaba en otra columna, una sociedad civil vigorosa que promueva la movilización social pacífica y además efectiva, puede conllevar a remover esquemas sólidos para avanzar hacia un cambio social.


19 de julio de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.