Este es un espacio que propone reflexiones y debates sobre la inter-retro-conexión sociedad en la Naturaleza y la Naturaleza en la sociedad.

Hernando Uribe Castro, derechos reservados. Citar la fuente. Plantilla Simple. Imágenes de la plantilla degaffera. Tecnología de Blogger.


viernes, 23 de agosto de 2013

PROTESTA SOCIAL, SEGURIDAD ALIMENTARIA Y MODELO NEOLIBERAL

Protesta social, seguridad alimentaria y modelo neoliberal

Por
Hernando Uribe Castro
Magíster en Sociología

En la carretera que va de Bogotá a Tunja algunas comunidades campesinas realizaban en horas de la noche, del 8 de mayo, una protesta con bloqueos de vías y enfrentamientos con las autoridades de policía. La vía en el kilómetros 77 fue bloqueada por los campesinos con neumáticos encendidos, piedras y árboles. A estas protestas se suman otros colombianos, de sectores como el de transporte, mineros, arroceros, paneleros y lecheros en diferentes partes del país.

Si bien las protestas se dirigen contra las consecuencias que vienen dejando la firma de varios tratados de libre comercio (TLC), la indignación es más estructural y tiene que ver con un rechazo contra el modelo de apertura económica impulsada por los gobiernos neoliberales de las últimas décadas. Uno de los líderes de las protestas expresaba en mayo de 2013 que “estamos solicitando el cese de las importaciones de papa, que el gobierno establezca precios de sustentación".[1] Luego, en agosto, otro líder expresaba: “Dos veces les hemos creído (al Gobierno). El primer paro lo hicimos el 16 de noviembre de 2011 y el segundo fue ahorita el 7 y 8 de mayo, cuando nos dijeron: levanten los bloqueos y negociamos. Les hicimos caso y levantamos los bloqueos. Y qué nos han hecho: simplemente unas actas y debaten el tema. Pueden pasar años y no va a haber resultados[2].

El reciente panorama nacional es una expresión más de los embates de un modelo económico neoliberal que viene incidiendo en el desmantelamiento de la seguridad alimentaria local campesina, para imponer el mercado de alimentos de consumo global. Esto implica de inmediato retirar al campesino de la cadena de producción de alimentos y su expulsión física de las áreas rurales del país, mediante mecanismos de desplazamiento.

Las protestas de paperos, cafeteros, cacaoteros, lecheros y arroceros y sus reivindicaciones y exigencias, son importantes para comprender el riesgo en el que se encuentra la seguridad alimentaria nacional. Frente a esto, la respuesta del gobierno de Santos, como la de otros gobiernos anteriores, ha sido, por una parte, la falta de atención, escucha y reacción tardía para entablar diálogos y negociaciones certeras y de impacto inmediato y, por otra parte, la represión y criminalización de los campesinos.

A esto se suma la apatía que el ciudadano del común citadino tiene con respecto a estos acontecimientos. Apatía que se corresponde a esa fractura construida entre lo urbano y lo rural. El escenario principal de estas protestas campesinas es el espacio rural y sus vías principales que conectan centros urbanos del país. Estas vías son espacios de encuentro para las diferentes comunidades y veredas cercanas. No es una protesta que tenga como principal escenario la ciudad. Por lo que para el citadino esta situación no tiene afectación sobre su vida diaria, postura de indiferencia por supuesta errónea, puesto que esto hechos inciden en aspectos como alza en la canasta familiar, combustibles, desabastecimiento de productos básicos en plazas de mercado, entre otros aspectos.  Apatía que también se traduce en los otros escenarios como gobiernos locales, municipales y autoridades civiles, militares y eclesiásticas.




[1] “Continúan protestas de paperos en Boyacá.” El nuevo siglo. ARTÍCULO | MAYO 8, 2013 - 7:15PM
[2] “No vamos a ceder con el bloqueo de vías: vocero dignidad papera.” El Tiempo,  23 de Agosto del 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.