Este es un espacio que propone reflexiones y debates sobre la inter-retro-conexión sociedad en la Naturaleza y la Naturaleza en la sociedad.

Hernando Uribe Castro, derechos reservados. Citar la fuente. Plantilla Simple. Imágenes de la plantilla degaffera. Tecnología de Blogger.


martes, 25 de marzo de 2014

CASANARE: EXPRESIÓN DE UN MODELO DEPREDADOR EN EL TERRITORIO NACIONAL

Casanare: expresión de un modelo depredador en el territorio nacional

Por Hernando Uribe Castro
Magister en Sociología

Nada más triste y desesperanzador que el observar, cómo la irresponsabilidad del Estado colombiano, sus agentes de control ambiental, de las corporaciones privadas petroleras y de la elite ganadera, afectaron las condiciones de los ciclos naturales de territorios como en el Casanare.

Según los medios nacionales, el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, expresaba: “Que no llueva no es culpa de las petroleras (…) Colombia es vulnerable al tema de la sequía. Lo que tenemos es un cambio global del clima en el planeta”.[1] La elite de poder es astuta al usar “la crisis ambiental global” como discurso para ocultar, tapar, velar y explicar sus perversas acciones depredadoras, extractivas y criminales con el ambiente del territorio nacional.

Respuesta ilusa, descabellada, irresponsable, negligente, ignorante y que insulta a los colombianos. Una respuesta como esta da cuenta de lo poco que le importa a las corporaciones y agentes privados la necesidad de comprender el funcionamiento de los socioescosistemas del territorio nacional. Expresar que la culpa es del calentamiento global es despojarse de toda la responsabilidad que cae a espaldas de este gremio, de los petroleros, ganaderos y del gobierno nacional.

Cuando los territorios son despojados de su cobertura vegetal, cuando se secan las fuentes de la producción de agua por la explotación y extracción de recursos, así como la tala indiscrimada de bosques para la ganaderías, las condiciones micro climáticas de inmediato son impactadas y se transforman. Estas acciones interrumpen el ciclo natural de los territorios y por ello aparecen las consecuencias nefastas para la naturaleza y las comunidades.

Lo terrible de este asunto es que, como en otros lugares del país como en el Valle del Cauca con la caña de azúcar, las corporaciones autónomas regionales encargadas de las cuestiones ambientales de las regiones se quedan paralizadas. De hecho, es claro que para que la situación en el Casanare sucediera y alcanzara los niveles que presenta hoy en día, ha tenido que haber pasado mucho tiempo de explotación incesante y de irrespeto incontrolado con los elementos de la naturaleza como el agua, el aire, el suelo y el subsuelo por parte de las firmas e inversionistas privados. ¿Dónde estaba el Estado? ¿Qué hicieron las Corporaciones Abmientales para detener estos procesos depredadores?

Tal como lo he señalado en innumerables ocasiones, estamos presenciando un modelo extractivista de los  territorios locales. Esta relación entre los lugares locales y la hegemonía global es mediada por el Estado para garantizar el marco normativo a través del cual se legitima la presencia de multinacionales explotando la naturaleza. Un marco normativo, político y económico que sirve y legitima la posibilidad de hacer uso ilimitado de los recursos y del control de la sociedad. Firmas globales que tienen el poder económico, político y armado de someter, exigir y doblegar al Estado colombiano, administrado por gobiernos que están dispuestos a entregar lo que sea a cambio de prebendas económicas, status y privilegios de familia.







[1] ¿Quién es culpable de la mortandad de animales por sequía en Casanare? El Tiempo http://www.eltiempo.com/colombia/oriente/sequia-en-casanare_13721415-4

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.