Este es un espacio que propone reflexiones y debates sobre la inter-retro-conexión sociedad en la Naturaleza y la Naturaleza en la sociedad.

Hernando Uribe Castro, derechos reservados. Citar la fuente. Plantilla Simple. Imágenes de la plantilla degaffera. Tecnología de Blogger.


miércoles, 10 de enero de 2018

DIVERSIDAD EN LA PRODUCCIÓN DEL CAMPO AMBIENTAL

Diversidad en la producción del campo ambiental

Por:
Hernando Uribe Castro
Doctor en Ciencias Ambientales

En el campo ambiental confluyen distintos tipos de agentes que producen información y conocimiento según su contexto institucional, sus intereses, sus marcos de acción y sus objetivos. Por ejemplo, en el campo ambiental participan científicos, académicos, intelectuales, educadores, comunidades, pero también políticos, agentes de Estado, agentes privados y corporativos. Todos tienen algo que decir y hacer con respecto al ambiente y a los bienes de la naturaleza.

Distintos tipos de campos se relacionan con el campo ambiental (el político, el jurídico, el artístico, el educativo, el del poder, el Estado, el religioso, el intelectual, el científico, entre otros), distintas disciplinas y orientaciones filosóficas producen una riqueza académica e intelectual. Este hecho es importante para entender por qué la información y el conocimiento que se construye con respecto al ambiente y a los bienes de la naturaleza son de carácter diverso. Esto conlleva a que la producción de documentos y contenidos como libros de texto, artículos de revistas, textos de reflexión, libros especializados, ensayos, informes de investigación, reseñas, reportes de prensa, documentales, caricaturas, columnas de opinión, informes oficiales, acuerdos, políticas, normas, sean de gran variedad.

Esta riqueza productiva incide en que los lectores, los investigadores o las personas  interesadas o afines a los temas ambientales, encuentren en el amplio escenario social distintas formas de materialización, difusión y socialización del conocimiento y de la información. Los modos distintos como se leen, se entienden y se comprenden estos textos exigen de los lectores ciertas destrezas para poder identificar y catalogar, no solo el tiempo de documento al que se enfrenta, sino también para entender sus estructuras, su cuerpo y los elementos que le componen y caracterizan.

Por ejemplo, los cientistas ambientales redactan sus textos de manera muy distinta a los informes elaborados por las agencias y las entidades oficiales nacionales o internacionales. Igualmente, no es lo mismo el modo como se lee una reflexión corta sobre el medio ambiente que un hecho noticioso como el que producen los centros de información periodística, o como lo hacen las agencias internacionales a través de los boletines informativos. Los artículos en revistas producidas por los académicos, intelectuales y científicos, tienen otras estructuras, otras formas, otros mercados lingüísticos con los cuales hacen la producción y la difusión de sus hallazgos y de los conocimientos.

Otro elemento que muestra esta diversidad de producción en el campo de las ciencias ambientales está en el hecho de que muchos informes y/o comunicados provienen de los agentes comunitarios. No es el mismo tipo de producción que hacen los agentes comunitarios a la producción que realizan los investigadores y científicos: los conceptos, los términos y las maneras de hacer las explicaciones son distintos, pues los investigadores tienen un mayor control sobre el método científico y del arte aprendido de la exigente redacción científica para la presentación de resultados. Las comunidades escriben como se les enseñó en el sistema educativo tradicional y como experimentan los fenómenos en sus vidas cotidianas. En algunos casos, los agentes comunitarios pueden acceder y apropiarse del modo como se redactan los informes y de algunos conceptos producidos por el campo científico o jurídico para argumentar sus denuncias o para realizar sus demandas.


Lo anterior evidencia la riqueza productiva a la que se ven expuestos quienes tienen interés en comprender, conocer o trabajar en los conflictos y los temas ambientales.  Esto  exige del lector, el poder y la capacidad de distinguir siempre, y en primera medida, a qué tipo de documento se enfrenta, cuál es el contexto de su producción, quién firma el documento, quién es el autor, cuál es el origen del documento y la fecha en la que se hace la escritura.  Estas pistas siempre serán importantes para todo agente interesado en los temas abordados por el campo ambiental, y en especial por las ciencias ambientales, para la validación y la confiabilidad de la información y el conocimiento al que accede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.